Llámenos

+506 8396 6195

En el Mundial, ¿gana la reputación de los equipos?

En medio de la inauguración del Campeonato Mundial de Futbol, la Universidad de Oxford reveló un modelo matemático, el cual luego de más de un millón de cálculos para la fase de grupos y 100.000 de las eliminatorias, proyecta la coronación de Brasil como campeón.

Mientras que otro modelo trabajado por la empresa Liberum Capital, con un análisis de Big Data que toma en cuenta los resultados de los partidos de la eliminatoria, estadísticas de cada jugador, así como partidos que hayan disputado las selecciones que podrían llegar a enfrentarse según las llaves definidas, dan como vencedor a Argentina.

De esta manera, los pronósticos parecen favorecer a las selecciones latinoamericanas ya ganadoras de Copas anteriores: 5 la verdeamarela y 2 la albiceleste.

Lo que pesa en estos pronósticos es:  la experiencia, la efectividad y el logro de objetivos, además de los “cruces” correspondientes para determinar las fortalezas de unos equipos al enfrentarse a otros y sus probabilidades de éxito.

Desde nuestro punto de vista podemos decir que lo que determina a los muy probablemente ganadores es su reputación, entendida esta como las virtudes acumuladas en el trabajo realizado por las Selecciones y sus integrantes, variables que ganan gran peso a la luz de la alta expectativa que genera la Copa del Mundo entre los aficionados.

Llegará el 18 de diciembre y entonces, entre las tradiciones navideñas, haremos una pausa para saber si los modelos matemáticos tenían la razón (lo cual le iría quitando picante a las próximas Copas del Mundo) o si equipos disminuidos por los pronósticos pueden dar la sorpresa, como lo hizo Costa Rica hace ya 8 años en territorio brasileño, cuando ganó su reputación de “matagigantes”.

En este caso, según el pronóstico de Oxford, nuestra Selección ni siquiera pasaría la fase de grupos y solo tiene menos de 0,025 probabilidades de ganar el Mundial, lo cual la ubica como la octava selección con menor capacidad para lograr esta victoria.

No podemos dar nada por sentado, es cierto que la reputación pesa mucho y apabulla a muchos, no obstante, no debe ser un condicionante para los equipos (y, ¿por qué no? tampoco para las empresas) que se interesan y construyen día con día una percepción positiva en las personas por su comportamiento y actitudes “dentro y fuera de la cancha”.

Recordemos que la reputación se construye todos los días y en cada uno de estos hay que volvérsela a ganar. Todavía nada está escrito y poco a poco veremos cuáles selecciones cumplen los pronósticos y cuáles rompen los moldes. Esperemos que Costa Rica sea una de estas.

Marcela Muñoz Umaña, Directora Estratégica /MGM Reputation Center 

Previous Post

6 pasos para conocer las expectativas de sus públicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top